miércoles, 17 de noviembre de 2010



-What worry you the most about the future of the Universe?

-...Im not worried about the future of the Universe. The Universe will continue whatever happens, but, the future of the human race, and of life on earth in much less certain. We are in danger of destroying ourselves by our greed and stupidity...

- Do You think we will survive?...

- .......Maybe......

jueves, 4 de noviembre de 2010

...Anthropos...


Ven y miente negando
que no somos más que polvo...
Dime ¿qué somos?,
porque yo no lo entiendo,
por más que comprender intento,
Sólo una respuesta encuentro
y siento decir que no es de mi agrado,
Anthropos es bello, pero también malvado...
Se crea a sí mismo y se destruye
en la boca del lobo penetra y después huye...
La realidad que mis ojos ven no tiene sentido
pero sé que su sentido es ser un sin sentido carrusel,
Anthropos es bello, pero es cruel...
Dime quién fue el maldito
que a crearnos se atrevió,
que puso en nuestros labios dulce miel
y luego a destajo,
sin mucho trabajo,
a nosotros el aciago dolor trajo
y nos succionó el alma y nuestra hiel,
Anthropos es bello, pero infiel...

martes, 2 de noviembre de 2010

The dole of the sad doll...


En medio de la maldad,
Una luz se enciende con pavorosa frialdad...
En medio de la tristeza,
Cae su última lágrima de pureza.
En medio del nefasto dolor,
Va creciendo por la venganza un amor...
Ella sufre en silencio en su oscuro rincón,
La pena y la decadencia ya son casi una adicción...
Y en su particular averno
Se va labrando poco a poco una ruta al pérfido infierno:
La Vendetta...

video

El baúl de la triste muñeca...



Tirado en una lóbrega acera,
Puedes ver en esta noche
Un quebrado baúl de madera.
Su interior es revestido y
adornado modestamente
Con el más negro tejido,
Con el velo de la muerte.


Pueden observarse dentro
Una acerosa aguja y un níveo hilo,
Una muñeca desflecada y
de cabello siniestro
Cuyos ojos saltones le hacen parecer en vilo…


Quien será el valiente
Que a darle cuerda se atreva…
Pues la muñeca parece que
Desde hace eones muerta lleva…

Abandonada en una acera,
Fragmentada puedes verla
En esta noche de fria luna nueva…
Mientras la lluvia cae
Y la música en sus costuras resuena…
Su guarida de astilla
Su aciago cuerpo vela…


Es el baúl de la triste muñeca,
Repleto de tristeza,
Agridulce pandemonio donde cada alma peca…

La desesperacion


Me gusta ver el cielo
con negros nubarrone
sy oír los aquilones
horrísonos bramar,
me gusta ver la noche
sin luna y sin estrellas,
y sólo las centellas la tierra iluminar.
Me agrada un cementerio
de muertos bien relleno,
manando sangre y cieno
que impida el respirar,
y allí un sepulturero
de tétrica mirada
con mano despiada da
los cráneos machacar.
Me alegra ver la bomba
caer mansa del cielo,
e inmóvil en el suelo,
sin mecha al parecer,
y luego embravecida
que estalla y que se agita
y rayos mil vomita
y muertos por doquier.
Que el trueno me despierte
con su ronco estampido
y al mundo adormecid
le haga estremecer
que rayos cada intante
caigan sobre él sn cuento,
que se hunda el firmamento
me agrada mucho ver.
La llama de un incendio
que corra devorando
y muertos apilando
quisiera yo encender;
tostarse allí un anciano,
volverse todo tea,
y oír como chirrea
¡qué gusto!, ¡qué placer!
Me gusta una campiña
de nieve tapizada,
de flores despojada,
sin fruto, sin verdor,
ni pájaros que canten,
ni sol haya que alumbre
y sólo se vislumbre
la muerte en derredor.
Allá, en sombrío monte,
solar desmantelado,
me place en sumo grado
la luna al reflejar,
moverse las veletas
áspero chirrido
igual al alarido
que anuncia el expirar.
Me gusta que al Averno
lleven a los mortales
y allí todos los males
les hagan padecer;
les abran las entrañas,
les rasguen los tendones,
rompan los corazones
sin de ayes caso hacer.
Insólita avenida
que inunda fértil vega,
de cumbre en cumbre llega,
y arrasa por doquier;
se lleva los ganados
y las vides sin pausa
,y estragos miles causa,
¡qué gusto!, ¡qué placer!
Las voces y las risas,
el juego, las botellas,
en torno de las bellas
alegres apurar;
y en sus lascivas bocas,
con voluptuoso halago,
un beso a cada trago
alegres estampar.
Romper después las copas,
los platos, las barajas,
y abiertas las navajas,
buscando el corazón;
oír luego los brindis
mezclados con quejidos
que lanzan los heridos
en llanto y confusión.
Me alegra oír al uno
pedir a voces vino,
mientras que su vecino
se cae en un rincón;
y que otros ya borrachos
,en trino desusado,
cantan al dios vendado
impúdica canción.
Me agradan las queridas
tendidas en los lechos,
sin chales en los pechos
y flojo el cinturón,
mostrando sus encantos,
sin orden el cabello,
al aire el muslo bello...
¡Qué gozo!, ¡qué ilusión!
Jose de Espronceda...

lunes, 1 de noviembre de 2010

Es mas facil olvidar...


Es más facil olvidar
lo que tener se quiso
y se obtuvo,
a lo que fue obtenido
y ahora no se tiene...
Y no poder poseer lo que se quiere
y lo que fue arrancado
de unos pobres brazos duele,
y más duele saber
que aunque no se quiera perder,
la esperanza se pierde...
Entonces no se puede evitar llorar,
pues evadir no se puede
que aunque por un momento la pena se va
despues volverá.
Y que, sanadas o no,
las heridas siempre están....
Por lo tanto, la luz desaparece
cada vez que la oscuridad reaparece,
y dicho así una obviedad parece,
pero ¿y si la ausencia de luz
la claridad oscurece
aunque el más brillante sol
esté resplandeciente?
¿Y porqué no tratar a la vida
como una sublime parodia?
Ay!.. Tanto sufrir por conseguir
lo que por no poder tener se odia...

Un sueño dentro de un sueño (A dream within a dream)


¡Recibe en la frente este beso!
Y, por librarme de un peso
antes de partir,confieso
que acertaste si creías
que han sido un sueño mis días;
¿Pero es acaso menos grave
que la esperanzase acabe
de noche o a pleno sol,
con o sin una visión?
Hasta nuestro último empeño
es sólo un sueño dentro de un sueño.
Frente a la mar rugiente
que castiga esta rompiente
tengo en la palma apretada
granos de arena dorada.
¡Son pocos!
Y en un momento
se me escurren y yo siento
surgir en mi este lamento: ¡Oh Dios!
¿Por qué no puedo
retenerlos en mis dedos?
¡Oh Dios! ¡Si yo pudiera
salvar uno de la marea!
¿Hasta nuestro último empeño
es sólo un sueño dentro de un sueño?
Edgar Allan Poe...

Soy como un espíritu que mora en lo más hondo del corazón.

Siento sus sentimientos,

pienso sus pensamientos

y escucho las conversaciones más íntimas del alma,

la voz que sólo se oye en el rumor de la sangre,

cuando el vaivén de los latidos se asemeja al sosegado oleaje del océano estival. He desatado la melodía dorada de su alma profunda

y me he zambullido en ella y,

como el águila en medio de la bruma y la tormenta,

he dejado que mis alas se adornasen con el fulgor de los rayos.
Percy Bysshe Shelley

La rosa enferma..


estás enferma, ¡oh rosa!
El gusano invisible,
que vuela, por la noche,
en el aullar del viento,
tu lecho descubrióde alegría escarlata,
y su amor sombrío y secreto
consume tu vida...

William Blake...

Un juego lúgubre…macabro, siniestro, sombrío…

pisas por donde piso, me atas, me hielas con tu mirada

y me abandonas cuando cae el alba.

Te espero en la penumbra cuando la noche es joven,

pero te ausentas y tu ausencia se jacta de mi presencia,

entonces comienzan a llegar ellas, las lágrimas.

No comprendo este pérfido juego,

te acercas, me amas, sin vislumbrar tus pretensiones me siento amada

y sin certeza de tu existencia me abandonas cuando cae el alba…

Tu cabello dorado sombra al mismo astro rey hace...
Tu belleza: incomparable...
Oh mi amor... mi alma, mi psique...
En la oscuridad te amaba,
En la penumbra poco a poco te enamorabas...
Dulce rostro y pálida piel,
Agridulce pecado el de la traición
Que un día a tu alma arribó...
¿Porque, mi amor?
Ríndete a mis encantos,
En la lobreguez puedes oír mis llantos...
¿Porque, mi amor?
Ingrata Psique alumbraste mi rostro...
Desleal Psique... perdono tu desconfianza...
¿Quién iba a confiar en un monstruo que de pronto tu cuerpo rapta?...
Amada, Psique no te esfumes cual Eurídice...
Bella Psique, tu eterno sueño en mi alma beberé,
Y tus dulces labios una vez más rozaré...
Eterna Psique por fin eres inmortal,
Eres mi amada, mi amor, mi perpetua arma letal...

Rima LII


Olas gigantes que os rompéis bramando

en las playas desiertas y remotas,

envuelto entre la sábana de espumas,

¡llevadme con vosotras!

Ráfagas de huracán que arrebatáis

del alto bosque las marchitas hojas,

arrastrado en el ciego torbellino,

¡llevadme con vosotras!

Nube de tempestad que rompe el rayo,

y en fuego ornáis las sangrientas orlas,

arrebatado entre la niebla oscura,

¡llevadme con vosotras!.

Llevadme, por piedad, a donde el vértigo,

con la razón me arranque la memoria.

¡Por piedad! ¡Tengo miedo de quedarme

con mi dolor a solas!.

Gustavo Adolfo Becquer